Rbla. Catalunya, 66 5º G-H BARCELONA Tel 93 215 33 00 - Fax 93 272 06 37

Firma hipoteca ante notario

La firma de la escritura de préstamo hipotecario ante notario es el momento final del proceso hipotecario. Un momento crucial que marca el inicio de una nueva relación entre el banco y el hipotecado: la devolución mediante pagos periódicos (normalmente mensuales) del importe concedido por el banco, cuotas comprensivas de capital e intereses.

La escritura de préstamo hipotecario

El cliente tiene derecho a revisar el borrador de la escritura en notaría 3 días hábiles antes de la fecha de firma pactada. Es un derecho que todo hipotecado debería ejercer, para leer con calma todas las cláusulas que van a firmarse. Nuestros expertos resolverán cualquier duda que surja de la lectura del borrador.

Cuando se firma un contrato de préstamo hipotecario, nos comprometemos a devolver el dinero que nos presta la entidad financiera en mensualidades, pagando las comisiones e intereses pactados. Para una información completa sobre el préstamo hipotecario es muy recomendable la guía del Banco de España, accesible en este enlace.

Las principales características financieras de una hipoteca a considerar son:

  • El tipo de interés: puede ser fijo o variable. Si la hipoteca es a tipo fijo, la cuota se mantiene constante a lo largo de todo el préstamo. Si es a tipo variable, en cada periodo de revisión (normalmente anual o semestral), la cuota cambia; normalmente el tipo de interés aplicable se calcula sumando al Euribor un diferencial. El economista experto en hipotecas Pau A. Monserrat, colaborador de Plus majoristes financers, nos explica en este fragmento del programa de laSexta Columna su posición respecto a si es mejor una hipoteca a tipo fijo o variable:

  • Las comisiones. Las principales a tener en cuenta son la comisión de apertura y las compensación por desistimiento (por cancelación anticipada total, parcial o subrogatoria). En los préstamos hipotecarios a tipo fijo, hay que comprobar también la compensación por riesgo de interés.
  • Productos vinculados, como los seguros, que pueden encarecer el coste final de la hipoteca. Especial atención hay que hacer a la contratación de productos complejos como las permutas de tipos de interés, que en ocasiones se han recomendado inadecuadamente ante eventuales subidas del Euribor.
  • Otras cláusulas hipotecarias, como puedan ser las cláusulas suelo.

La firma en notaría

El momento en que se reúnen físicamente las personas relacionadas con la operación hipotecaria, compradores, vendedores, apoderado del banco y notario, no debería representar un momento problemático.

Sin embargo siempre pueden ocurrir situaciones de tensión, sea un cambio de última hora de las condiciones pactadas, un seguro que no se había negociado o cualquier otra incidencia que la presencia de los profesionales de Plus majoristes financers ayudará a resolver.

Con nuestros asesores hipotecario firmar un préstamo hipotecario se convertirá en una buena experiencia, no una fuente de problemas y dolores de cabeza.